Tokenización inmobiliaria: La nueva generación de inversiones en propiedades

El mercado inmobiliario, que mostró una cierta reticencia y fricción a la digitalización en tiempos pasados, parece que ha superado definitivamente sus miedos y apuesta por la innovación tecnológica para construir un sector más sólido, más estable y, sobre todo, más alineado con el contexto globalizado, en el que empresas y ciudadanos se sienten cada vez más cómodos interactuando de forma digital.

Aunque los efectos de la pandemia han disminuido en la mayor parte del mundo, han aparecido otros fenómenos en contra que se han apreciado en el segundo trimestre. La inflación se ha acelerado bruscamente por causas como la guerra en Ucrania, las sanciones contra Rusia, las restricciones de Covid en China y las actuales interrupciones de la cadena de suministro. Esto ha desencadenado un ciclo de políticas más duras por parte de los bancos centrales, como son las subidas de los tipos de interés. Todo ello está contribuyendo a aumentar la incertidumbre y a frenar el sentimiento de los inversores.

El mercado de financiación por vías tradicionales se ha ralentizado por el descenso en los volúmenes de inversión, y su principal tendencia es la relevancia que la financiación alternativa (no bancaria) va a jugar en el impulso de la actividad durante el periodo de recuperación en los próximos años.

Nos dirigimos pues, hacia una irrefutable nueva generación tecnológica que nos sumergirá en una nueva dimensión de oportunidades donde la inversión inmobiliaria cristalizará dentro de un marco digital donde los inversores y vendedores podrán unirse en un mercado mundial que les permitirá completar transacciones de activos inmobiliarios/financieros con una velocidad y facilidad sin precedentes.

Ya no estamos en la etapa incipiente donde la tecnología tomaba de soslayo el relevo en ciertas verticales del mundo inversor en el sector inmobiliario.  Nos encontramos  ante un nuevo panorama, donde la empresa proptech ya ha decidido su camino y su posición será la de facilitar y simplificar los nuevos retos que nos plateará el tablero del orden económico.

 

 

 

 

 

 

Domoblock

 

Empresas como Domoblock ya han abordado esta nueva etapa, donde es necesario un relevo tecnológico para afrontar los nuevos retos a los que se enfrenta la inversión inmobiliaria tradicional.

Domoblock es una proptech pionera en la tokenización de inmuebles, que hace uso de la tecnología blockchain para crear nuevas formas de inversión inmobiliaria, de una forma 100% digital, en un mercado globalizado y con un ticket mínimo de entrada de tan solo 200€, contribuyendo de esta forma a la democratización de la inversión en el sector inmobiliario.

Gracias a la tokenización de inmuebles, Domoblock divide el valor de la inversión de un proyecto inmobiliario en pequeñas fracciones, que quedan representadas en forma de token, permitiendo la inversión conjunta en bienes inmuebles de una forma ágil, transparente y segura.

Como poseedor de un token el inversor recibe un derecho económico sobre el inmueble tokenizado, proporcional al capital invertido, beneficiándose de ingresos recurrentes cada mes y atractivas plusvalías, sin preocuparse de ninguna gestión ni mantenimiento, Domoblock se encarga de todo.

Además de una mayor accesibilidad a la inversión, simplicidad y globalización, la principal ventaja con respecto a la inversión inmobiliaria tradicional viene dada por el incremento de liquidez.

Los tokens son fácilmente negociables por tanto, podremos vender o comprar estos tokens siempre que lo deseemos en un mercado secundario y así, convertir la inversión de un inmueble en una inversión líquida.

Esta conversión será favorecida por el Reglamento de infraestructuras del mercado en DLT, favoreciendo mercados secundarios de tokens de acciones, de deuda o de participaciones.

Domoblock facilitará de esta manera la inversión fraccionada, la desinversión mediante mercados secundarios, la obtención de liquidez, el pago de rentabilidades, la aplicación de smart contracts, etc. Y, por supuesto, se podrán colateralizar esos tokens, en un mercado secundario.

 

La visión de DomoBlock es mejorar la salud financiera de las personas y su calidad de vida a través del sector inmobiliario, mediante la adopción de las finanzas descentralizadas (DeFi) y creación de espacios sostenibles, alineados con las tendencias sociales.