Side Chain ¿Qué es y cómo funciona?

¿Qué es una Side Chain?

El concepto de Side Chain fue creado con el fin de aportar una solución de escalabilidad para infraestructuras blockchain y para conseguir interoperabilidad entre diferentes blockchains.

En pocas palabras podríamos considerar que una Side Chain en realidad es una blockchain independiente (con sus propios nodos y mecanismos de consenso) que está vinculado a una blockchain principal. La idea es que se pueda trasladar tokens e información entre ambas blockchains. Es necesario tener en cuenta que un token concreto solo puede circular en una blockchain determinada, que es la que consolidará la contabilidad del token en cuestión y por lo tanto no se podrá enviar la versión original de un token a otra infraestructura blockchain. Por ejemplo no puedes enviar un BNB de la Binance Smart Chain a la blockchain de Ethereum. De igual forma no se podría enviar ningún token que haya sido creado sobre Ethereum a otra blockchain.

 

¿Cómo funciona una Sidechain?

La vinculación se hace a través de unos Smart Contract que deben ser introducidos en las dos blockchain que se desean conectar. El Smart Contract de la blockchain principal bloquea los tokens en el mismo Smart Contract y se comunica con el Smart Contract de la Sidechain para notificar que esos tokens han sido congelados. En ese momento el Smart Contract de la Sidechain desbloqueará unos tokens (creados en la Sidechain) que representarán el token de la blockchain principal. Por lo tanto, la wallet que es propietaria de unos tokens en la blockchain principal podría bloquearlos y conseguir unos tokens en la sidechain para usarlos en esa plataforma y en los Smart Contracts y aplicaciones descentralizadas (DApps) que corren sobre esta. La única forma de desbloquear los tokens en la blockchain principal sería bloqueando los blockchain representativos de la Sidechain en el Smart Contract registrado en dicha Sidechain. Por lo tanto, la propiedad de tener un token en la Sidechain te garantiza la propiedad del token original y por lo tanto el valor se podría considerar equivalente.

 

¿Por qué son útiles las Side Chains?

Por un lado, permiten la interoperabilidad entre blockchains ya que puedes usar tokens disponibles en una blockchain en otra distinta.

Por el otro, consiste en una alternativa con mayor escalabilidad a la blockchain principal manteniendo una vinculación con la misma. El motivo por el que permite ser una alternativa más escalable es que, como hemos dicho al principio, la Side Chain tiene sus propios nodos y protocolos de consenso, por lo tanto podrán usar protocolos más ágiles que acepten más transacciones por segundo.

¿Cuáles son las limitaciones de las Side Chains?

El principal problema es que al tener su propia red de nodos y un protocolo de consenso menos robusto, será una plataforma menos segura que la blockchain principal. Además, la información consolidada en la Side Chain no quedaría registrada en la plataforma principal. Así pues, se dependería siempre de la Side Chain para poder extraer información de las aplicaciones descentralizadas registradas en la misma.